¡Ten cuidado si envías masivamente tu CV!

¿Es recomendable "barrer" la red de contactos enviando tus antecedentes para lograr que te consideren en algún proceso de selección?

No siempre la necesidad de que te consideren en algún proceso de selección justifica las medidas que puedas tomar para ello. Sobretodo cuando te incita a tomar acciones que puedan terminar jugando en contra a tu empleabilidad.

La práctica común

Ya es una práctica que se hace cada vez común entre los profesionales que están buscando trabajo el enviar sus antecedentes curriculares de forma masiva mediante copia oculta o individual tanto a:

  • "head hunters"
  • Áreas de recursos humanos.
  • Gerencias de todo tipo afines a su rubro o área de especialidad.
  • Enviar correos dirigidos a profesionales que realizan reclutamiento, ya sea uno o uno, o buscando optimizar, a todos con copia oculta. Otros casos, a todos con copia visible, lo que genera cadenas de correos con respuesta de algunos también con copia a todos.
Mobirise

Copiar y pegar un correo "n veces" y enviarlo a muchos destinatarios efectivamente es una forma simple y rápida de exponerte.

¿Se recomienda?, y si se realiza:
¿Qué se debe considerar?

Muchos profesionales creen que enviar su cv a variados head hunters o profesionales en posiciones de recursos humanos puede incrementar sus posibilidades de encontrar empleo, en algunas ocasiones lo realizan de forma directa a cada uno de sus contactos o bien lo hacen copiando ocultos en un sólo correo. El motivo asociado a esto es principalmente la búsqueda de mayores oportunidades. Pero ¿Es esto realmente efectivo en la generación de entrevistas laborales?, ¿Es recomendable hacerlo?.

Exposición a costo de interrupción

Efectivamente "te expondrás más" al enviar tus antecedentes, pero también debes tener en cuenta lo disruptivo que puedes llegar a ser. Muchos reclutadores prefieren utilizar herramientas que centralizan sus búsquedas, tales como los portales de empleo o redes sociales como LinkedIn. Y por otro lado, si un reclutador utiliza una dirección de correo para recibir postulantes, lo más probable es que su revisión sea enfocada a los requisitos que tenga. 

¿Y tus datos personales?

Tus datos serán expuestos masivamente a distintos reclutadores, más preocupante si tienen tus datos personales y en el caso de mayor preocupación, si incluyes información asociada a tus referencias laborales en tu cv, con sus correos y fonos de contacto, lo que es muy probable que pueda afectar a quienes entregan tus referencias, al ser sus datos personales.

¿Y si todos lo hacemos?

Si muchos profesionales envían correos con sus antecedentes a los reclutadores, sin considerar los canales tradicionales de postulación o sin una oferta particular, habrá una sobrecarga importante de correos en su bandeja de entrada, lo que podrá incluso ocasionar que la revisión sea algo imposible

¿Cuál es la recomendación entonces?

Utiliza los canales formales definidos por cada proceso de postulación. Claro que es más fácil enviar un correo con 50 destinatarios de una sola vez, pero es muy probable que no te consideren, dado que te estás vendiendo profesionalmente al buscar empleo. Y como tal, debe ser un proceso personalizado, mediante el uso de tu marketing personal, acercamiento personalizado y directo y por sobretodo, respetando los canales formales definidos para cada oportunidad laboral que encuentres.

En cuanto a tus datos personales debes tener mucho cuidado, sobretodo si incluyes tus referencias laborales, ya que son un activo que debes cuidar también y no exponer sus datos innecesariamente.

¿Necesitas más información?

Escríbenos y nos contactaremos contigo en un plazo máximo de 24 horas para agendar tu primera sesión y potenciar tu perfil de LinkedIn, así como tu estrategia de Personal Branding.